miércoles, 29 de junio de 2011

La llamada de Jesús a San Pedro en "Jesús de Nazaret" (1977)

Hoy, solemnidad de S. Pedro y S. Pablo, quería rescatar un artículo que publiqué en este blog sobre cómo había reflejado el cine la vocación de Pedro; una llamada muy especial, pues aquel pescador iba a ser, nada más y nada menos, que la Cabeza de la nueva Iglesia que venía a fundar.

De todas las películas, he querido fijarme en “Jesús de Nazaret” porque ésta cinta es la que mejor desarrolla la personalidad de Pedro y su profunda transformación interior, que acontece como en tres etapas y que le hará capaz de responder a la llamada divina. Pero esto no se producirá sin fuertes resistencias por su parte.

El primer encuentro entre los dos acontece en Cafarnaúm, junto al lago de Genesaret (Lc 5, 1-11). Jesús pasea por la ribera junto a los dos primeros discípulos, Juan y Andrés. Éste último ve llegar a su hermano Pedro, que a base de gritos y aspavientos dirige la nave hasta el embarcadero. Así se nos presenta: como un hombre protestón y enérgico, quejoso empedernido de la poca pesca y de los muchos impuestos.

Andrés se le acerca: “Éste es el hombre del que te hablé, el hombre del que hablaba Juan el Bautista”. Y las primeras palabras de Simón no pueden ser más ariscas: ¿Qué, otro hombre santo? ¿Otro de esos que nos dicen que tengamos paciencia, que ya vendrán tiempos mejores?... Mucho hablar mientras nos estamos muriendo de hambre”. Para sorpresa de todos, Jesús hace caso omiso de ese desplante y le dice con firmeza: “¡Vuelve de nuevo a pescar! Yo iré contigo”. A Pedro se le atraganta el vino que ha empezado a beber y se vuelve airado hacia Él: ni es el mejor momento para pescar ni está de humor para volver a intentarlo. Se le acerca enérgico, pero la mirada del Señor le aplaca. La música anuncia con sigilo el inicio de la conversión de Pedro, quien finalmente asiente: “Fiado en tu palabra, echaré las redes”. Y acontece la pesca milagrosa…

video

Poco después, Mateo entra en escena. Ha oído hablar de la gran pesca de Simón y se dirige a su casa para recaudar impuestos atrasados, ahora que tiene con qué pagar. En cuanto traspasa el umbral, Pedro se abalanza sobre él y le increpa, y tienen que separarle: “¡Es un pecador que se atreve a entrar en mi casa!. Pero Jesús, que también está presente, reacciona de modo totalmente opuesto: “Mateo, esta noche iré yo a cenar a la tuya”.

Ésta afirmación suscita la primera controversia entre los discípulos. Cambia la escena. Ahora es de noche y los futuros apóstoles pasean junto al lago mientras critican la ocurrencia del Maestro: ¡Ir a cenar a casa de un publicano! Incapaces de resolver la situación, le piden a Pedro que hable con Jesús (lo cual implica que ya entonces le ven como cabeza del grupo). Pero Pedro parece echarse atrás en su aún incipiente vocación: “Andrés, yo no soy como tú, yo no sigo a sacerdotes y profetas. Yo soy un pescador. Si seguiste al Bautista, ¡sigue a éste!”. Alguien interviene, pero Pedro se revuelve con evidente enfado: “¡Dejadme en paz! ¿Por qué lo habéis traído a mí? Ésta es mi vida: mis redes, mi barca… ¡Adelante, seguidle, pero dejadme en paz!”. Cuando los demás se marchan, advertimos la profunda conmoción por la que atraviesa el alma de Pedro. No quiere abandonar su vida ni su barca… pero tiene la certeza interior de que Dios le está llamando.

video

El largo proceso de la respuesta de Pedro a su vocación culmina poco después, en la escena en que Jesús desembarca a la orilla del lago para iniciar una nueva predicación a la muchedumbre. Las gentes le esperan alborozadas,y algunos se arrojan al lago para salir a su encuentro. De nuevo la música nos hace partícipies de la alegría de la muchedumbre. Mateo, que ha quedado un poco rezagado, mira un instante a Pedro. Ahora es su mejor amigo del grupo, y le duele ver la duda que está comiéndole por dentro. No quiere ni puede forzarle: le hace un gesto con la mano y se dispone a seguir a Jesús. Pedro le ve partir y se queda pensativo un instante. Finalmente, salta al agua, introduce la soga en la barca y la empuja decididamente hacia el lago. “¡Lleváosla! —dice a los jornaleros—. Volved a Cafarnaúm”. Todavía le vemos dudar, cuando cruza su mirada uno de los braceros. Pero la barca se va, y él definitivamente se queda. Es, traducida en imágenes, la traslación de lo que narran los Evangelios: “Y ellos —Simón y los hijos de Zebedeo—, sacando las barcas a tierra, dejaron todas las cosas y le siguieron” (Lc 5, 11).

video

viernes, 24 de junio de 2011

Jesucristo, en el top de Facebook


Por Eva N. Ferraz (Forum Libertas)

Sorprendentemente, Jesus daily y The Bible, son las dos páginas de Facebook que en nuestro mundo globalizado generan más visitas, comentarios y valoraciones.

Webs cuyo objetivo es promover la oración o enseñar el contenido de la palabra de Dios suman respectivamente 1.809.810 y 1.018.280 interacciones de media, y se sitúan a la cabeza de la lista frente a las 591.682 de la famosa del momento, Lady Gaga, o las 608.900 de Justin Bieber, a pesar de la propaganda masiva y gratuita con que cuentan.

Otras dos webs cristianas: Jesus Christ o I’m proud to be christian, se encuentran entre las 20 más vistas. Quién lo diría. Hoy cuando la postmodernidad pretende dar a Dios por muerto parece que resurge con fuerza, en esa Red accesible a toda clase y cultura, erigiéndose como verdadero ídolo frente a los ídolos que pasan para no quedarse.

Jesucristo muestra la verdadera realidad de lo que el hombre es, y por eso es contemporáneo de todas las épocas. Y aún nos extrañamos de que haya sed de conocerle y amarle, porque sólo su Verdad libera y hace felices a esos espíritus viajeros que transitan entre contenidos y más contenidos hasta que dan con aquel Dios que quiso llamarse a sí mismo Hijo del Hombre y es hoy el ídolo por antonomasia, por lo menos en el Facebook anglosajón y en versión virtual.

Páginas de Facebook x nº de interacciones
Nº de interacciones
Nº de seguidores
1. Jesus Daily
1.809.810
6.069.512
2. The bible
1.018.280
7.503.184
3. Mario Teguh
930.352
4.169.904
4. Kemal Kilicdaroglu
648.005
1.373.521
5. Necip Fazil Kisakurek
631.589
1.120.991
6. Justin Bieber
608.900
29.198.312
7. Lady Gaga
591.682
37.416.605

lunes, 20 de junio de 2011

“Miracle Underground”: proyecto de filme sobre los 33 mineros sepultados en Chile

El uruguayo radicado en Los Angeles, Boris Acosta, habla de “Miracle Underground”, la película sobre los 33 mineros sepultados en San José, que comenzará a filmar a fin de año y en la que el hermano de Julia Roberts interpreta a Sebastián Piñera. Lo hace en una entrevista publicada en la revista Minería Chilena, y en ella explica su motivación como creyente.

Mientras seguía el rescate de los mineros por televisión, el cineasta y productor Boris Acosta pensó inmediatamente en realizar una película sobre la tragedia que, frente a los ojos del mundo, estaba teniendo un final feliz. “Me revolvió el cerebro”, cuenta el cineasta desde su oficina en Los Angeles.

Es que soy de origen uruguayo y nosotros como pueblo vivimos algo similar cuando cayó el avión con los rugbistas en la cordillera de Los Andes. Me conecté enseguida con los chilenos”, explica.

Las raíces patrias no fueron lo único que pesaron en la decisión. La experiencia que habían vivido los mineros conectaba perfectamente con las inquietudes espirituales que a Acosta, un devoto creyente, le interesa plasmar en el cine.

Como algunos de los mineros comentaron después, los días que pasaron sin tener contacto con el mundo fue una experiencia en la que tuvieron que enfrentarse a Dios y a Lucifer a la misma vez... y decidir por dónde caminar”.

Así, Acosta decidió realizar un filme en el que se subraya la experiencia espiritual de cada uno de los 33 hombres en el fondo de la mina, sin dejar de lado los detalles técnicos del rescate ni la gestión de las esposas en la superficie.

Para la labor escogió al director Armand Mastronianni (responsable del debut en cine de Tom Hanks, “He knows you are alone”), al guionista Gianmario Pagano (un especialista en cine religioso) y a un actor con carácter como es Eric Roberts (hermano de Julia), quien se hará cargo del papel de Sebastián Piñera.

Nos basaremos en la imagen del presidente que se vio por televisión”, aclara Acosta. “Todos vimos cómo manejó la situación. A mí me dio una muy buena impresión. Creo que es una persona que tiene los pies en la tierra, que trató de igual a igual a los sobrevivientes y a la gente que estuvo a su alrededor”.

El prolífico Eric Roberts cuenta actualmente con 12 proyectos en carpeta, pero ya está comprometido para meterse en los zapatos del Presidente Piñera en noviembre, cuando la cinta se filme en algún rincón de Louisiana o Nuevo México. “Aún no está claro si filmaremos en una mina o si recrearemos una”, informa el productor.

“La muerte de Jeff Conaway me tocó muy fuerte”

El elenco de “Miracle Underground” también incluía a Jeff Conaway, el actor de “Grease” que murió el viernes pasado a los 60 años de edad, quien se haría cargo de hacer la voz de Lucifer.

La muerte de Jeff Conaway me tocó muy fuerte”, confiesa el productor. “El me había pedido el papel. No he pensado todavía en un reemplazante pero el casting aún es muy prematuro. Hay gente que se sumará en los próximos meses”.

Otra figura importante en el reparto es el actor Vincent Spano, quien interpretó al rugbista Antonio Balbi en “Viven” y quien tiene un particular interés por Sudamérica (visitó Punta del Este junto a Acosta en febrero). En la cinta, el actor interpretará al líder de los mineros, inspirado en la figura de Luis Urzúa.

jueves, 16 de junio de 2011

"Alexia": Artículo de Miguel de Aranguren

En la revista Alba, el conocido escritor Miguel de Aranguren publica esta reflexión sobre Alexia González Barros y el documental que está en los cines. Me parece una buena lectura para animarse a ir a verlo.

El mundo está poblado de cobardes que por las mañanas se asoman al balcón para calibrar el frío o el calor de la calle y así fabricarse una excusa con la que continuar apoltronados en el cómodo salón de casa, ajenos al río revuelto de la Historia. Esa gente entiende que el valor es atributo de toreros, pilotos de fórmula 1 o escaladores, un arrebato cercano a la enajenación mental cuando todo lo que nos rodea invita al placer de vivir con una mantita sobre las piernas. Y cuando alguien que no pertenece a los oficios recién enumerados se rebela contra la tibieza general, se llevan las manos a la cabeza o hacen un gesto de negación mientras comprueban lo bien nutrida que tienen la nevera.

Los cobardes se niegan a entender que sólo con valor la vida se puede convertir en una aventura apasionante. Prefieren el anonimato de un existir acolchado en el que siempre se encuentra a alguien sobre quien echar las culpas de las propias vilezas. Sin valor, por ejemplo, no hubiesen surgido esos jóvenes cineastas que se ponen el riesgo por montera y emprenden proyectos como el de devolver a una niña heroica la fama tan injustamente pisoteada por una película de altísimo presupuesto, que recibió copiosos galardones a pesar de la indiferencia con la que fue recibida por el público y -lo que es más grave- de las calumnias que vertía sobre la protagonista, su familia y numerosos fieles católicos.

Alexia nació un año después que yo. Alexia falleció un año antes que mi padre. El testimonio de su vida infantil, de su madurez forzada por una terrible enfermedad, de su manera de afrontar el dolor y su confianza en la misericordia de Dios, me ayudó sobremanera a encajar aquel vacío familiar. Leí y releí su breve biografía, que irremediablemente me provocaba un llanto con el que se me evaporó buena parte del desconsuelo que me causaba el anhelo del padre perdido.

Alexia era una chica valiente. De hecho, el valor con el que encaró sus circunstancias le hizo ser rabiosamente feliz hasta el final de su agonía. Su ejemplo fue crucial en la superación de un cáncer por parte de una de las chicas de mi pandilla. Alexia se convirtió para ella en un ejemplo, una heroína, sobre todo cuando más dañino le resultaba el tratamiento que acabó por devolverle la salud.

Hoy el documental de Alexia nos espera en las pantallas. Es una película sobre una valiente, producida y dirigida por otros valientes, destinada a un público valiente también.

lunes, 13 de junio de 2011

75 años de la muerte de Chesterton: Sobre las cruces en las escuelas

El 14 de junio de 1936 -mañana se cumplen 75 años- fallecía en su casa de Beaconsfiled el escritor inglés Gilbert K. Chesterton. Con motivo de este aniversario, he desempolvado este artículo que publiqué aquí hace más de un año. Plantea la cuestión de si debemos arrancar o no las cruces de las escuelas públicas. Y lo hace recordando un pasaje de La esfera y la cruz: un buen modo de rendir homenaje a tan fecundo pensador.

Chesterton vivió a caballo entre los siglos XIX y XX. Sus novelas detectivescas del Padre Brown son un prodigio de ingenio, porque ese sacerdote humilde y bondadoso resuelve los casos no siguiendo pistas o huellas, sino gracias a su profundo conocimiento del alma humana. Esas historias han sido llevadas al cine en dos ocasiones: en 1934 y 1954, con Walter Connolly y Alec Guinness -respectivamente- en el papel principal. También han sido objeto de dos series televisivas: una en Alemania, de 39 capítulos (1966-72), y otra en Inglaterra, con 13 episodios (1974); esta segunda tuvo mucho más alcance.

También se estudió la posibilidad de llevar al cine La esfera y la cruz, tal vez la novela que mejor refleja la confrontación entre una cultura cristiana y una mentalidad laicista que ya entonces trataba de sofocarla. Al final, el proyecto cinematográfico se abandonó. Pero traigo a colación su recuerdo porque algunas medidas que hoy quieren imponerse (como la de quitar los crucifijos de las escuelas, por ejemplo) hacen que esa novela resulte plenamente actual; muy especialmente, su escena inicial.

En ella, el profesor Lucifer y el monje Miguel sobrevuelan Londres en una avioneta. Al divisar la catedral, coronada por la esfera (del mundo) y la cruz encima, Lucifer profiere una blasfemia contra la cruz y afirma airado que habría que arrancarlas de todos los sitios. Tras un momento de silencio, Miguel cuenta esta historia:

"Conocí a un hombre como tú; él también odiaba al crucifijo: lo eliminó de su casa, del cuello de su mujer, hasta de los cuadros; decía que era feo, símbolo de barbarie, contrario al gozo y a la vida. Pero su furia llegó a más todavía: un día trepó al campanario de una iglesia, arrancó la cruz y la arrojó desde lo alto.

Este odio acabó transformándose primero en delirio y después en locura furiosa. Una tarde de verano se detuvo ante una larguísima empalizada; no brillaba ninguna luz, no se movía ni una hoja, pero creyó ver la larga empalizada transformada en un ejército de cruces, unidas entre sí colina arriba y valle abajo. Entonces, blandiendo el bastón, arremetió contra la empalizada, como contra un batallón enemigo.

A lo largo de todo el camino fue destrozando y arrancando los palos que encontraba a su paso. Odiaba la cruz, y cada palo era para él una cruz. Al llegar a casa seguía viendo cruces por todas partes, pateó los muebles, les prendió fuego, y a la mañana siguiente lo encontraron cadáver en el río”.

El profesor Lucifer, al oír el relato, mordiéndose los labios, mira al anciano monje y le dice:

—Esta historia te la has inventado tú.

—Sí, responde Miguel, acabo de inventarla; pero expresa muy bien lo que estáis haciendo tú y tus amigos incrédulos. Comenzáis por despedazar la cruz y termináis por destruir el mundo".


¿Qué destruiremos cuando hayamos eliminado todas las cruces? ¿Quemaremos las pinturas religiosas de Murillo, de Zurbarán, de Velázquez? ¿Dejaremos vacíos todos los museos? ¿Prohibiremos las procesiones de Semana Santa? ¿Inventaremos un calendario que no diga “antes de Cristo” y “después de Cristo”? En definitiva: ¿quedará algo de nuestra cultura, si arrancamos todas las cruces y todo vestigio de cristianismo?

Consuela saber que Chesterton publicó La esfera y la cruz en 1911. Porque ahora se cumplen cien años, y a la vuelta de todo un siglo las cosas están como antes: la furia iconoclasta no ha triunfado sobre la cruz de Cristo. Tampoco lo hará dentro de otro siglo, aunque en todas las épocas hará falta que los cristianos alcemos la cruz en nuestra existencia (en nuestro trabajo, en nuestra familia). Y no para oponerla a nadie, sino para recordar el mensaje de amor de quien dio su vida por todos los hombres. Una actitud, por cierto, bien distinta de la que advertimos en el protagonista de este cuento.

viernes, 10 de junio de 2011

U.S.A.: Los personajes homosexuales, sobrerrepresentados en la televisión

En Estados Unidos, los personajes homosexuales han incrementado notablemente su presencia en los programas de mayor audiencia televisiva. Así lo revela un informe realizado por The Gay & Lesbian Alliance Against Defamation (GLAAD), una organización destinada a promover la visibilidad de las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (en adelante, LGTB) en los medios de comunicación.

Y esto es importante, pues el aumento de personajes homosexuales en la ficción lleva a pensar a la audiencia que este colectivo es mayor de lo que indican los estudios de población.

Según explica su página web, GLAAD nació para garantizar que las historias de esta comunidad llegaran al gran público a través de los medios. Con este objetivo, esta organización lleva 15 años analizando su presencia en la televisión. Más recientemente, en 2005, GLAAD creó el informe Where We Are On TV (“¿Dónde estamos en televisión?”).

A partir de tres variables –“orientación sexual”, “identidad de género” y “raza/origen étnico”–, el informe de la temporada 2010-2011 examina el número de personajes homosexuales que aparecen en 84 programas de entretenimiento (como tertulias o talk shows) y series de las cinco cadenas principales de televisión de Estados Unidos (ABC, CBS, The CW, Fox y NBC). También hace lo propio con programas y series de televisión por cable.

Hay que tener en cuenta, como hace notar Joe Carter en su blog de la revista First Things, que en las pantallas estadounidenses aparecen más personajes homosexuales que los recogidos en el informe. Carter menciona hasta 24 programas en los que aparecen homosexuales de forma ocasional, y que no están recogidos en Where We Are On TV.

¿Discriminados o sobrerrepresentados?

De los 84 programas emitidos por las grandes cadenas mencionadas, el informe identifica 37 personajes LGTB (23 habituales y 14 recurrentes), siempre presentados positivamente. Además, de los 30 programas de televisión por cable analizados en este informe, aparecen 53 personajes del mismo tipo (35 habituales y 18 recurrentes). Lo que suman un total de 94 personajes homosexuales de un total de 114 programas y series analizadas; algunas de ellas tan conocidas como The Good Wife, Modern Family, Glee, o Grey’s Anatomy.

Estas cifras muestran una representación creciente de la comunidad en las grandes cadenas estadounidenses. Como señala el informe, en las últimas temporadas el porcentaje de personajes homosexuales crece bastante rápido: 1,1% (2007); 2,6% (2008); 3% (2009); 3,9 % (2010-2011).

Si a estos 114 programas se añaden los 24 programas mencionados por Carter, se llega a la conclusión de que el colectivo homosexual está sobrerrepresentado en comparación con otros sectores de la población (asiáticos o negros, ciegos o paralíticos), al menos en los programas de entretenimiento y las series de televisión. Aunque el 76% de los estadounidenses se identifican a sí mismos como cristianos, “¿cuántos de estos programas –se pregunta Carter en su blog– creen ustedes que incluyen a evangélicos o a católicos?”.

El propio Jarrett Barrios, presidente de GLAAD, llega a una conclusión similar con otras palabras: “El aumento de personajes lésbicos, gays y bisexuales en el tiempo de mayor audiencia televisiva no sólo refleja el cambio experimentado por la cultura estadounidense hacia un nuevo entendimiento hacia nuestra comunidad, sino también que un creciente número de creadores y productores han adoptado un nuevo patrón cultural”.

Esta desproporcionada representación de personajes homosexuales en las pantallas puede explicar que en una encuesta Gallup, realizada en mayo de 2011, cerca del 52% de adultos norteamericanos piense que al menos uno de cada cinco (el 20%) de sus compatriotas son gays o lesbianas. En realidad, según una revisión realizada por el demógrafo Gary Gates de los estudios de población sobre el tema, el 3,5% de los adultos de EE.UU. se declaran gays, lesbianas o bisexuales, con una ligera mayoría de este último grupo.

Vía: Aceprensa

miércoles, 8 de junio de 2011

Las 50 mejores películas sobre la figura del padre

Hace unos meses publiqué en otro blog un artículo sobre "Las 50 mejores películas de madres coraje". Ahora le toca el turno a la figura del padre, ese gran desconocido: porque no pocas veces los hombres perdemos literalmente los papeles -nuestro más importante papel en la vida- por buscar la realización personal fuera del hogar: en el trabajo o en la esfera social.

Las películas nos han recordado muchas veces que, con esa actitud, cometemos un gran error. Por eso sus historias han plasmado en imágenes, con sorprendente reiteración, el vacío que la ausencia del padre deja en la vida de los hijos, y la alegría tan inmensa -en ellos y en el propio interesado- cuando el padre recapacita, vuelve a la familia y rehace allí su vida.

Ya lo decía River Phoenix en La costa de los mosquitos: "Una vez creí en mi padre, y el mundo me parecía pequeño; luego él se fue... y el mundo me pareció inmenso".

Inspirándome en un listado que publicó hace meses Decine21, ofrezco aquí mi propio listado personal de "Las 50 mejores películas sobre la figura del padre". La publico con una ordenación provisional que quisiera mejorar con vuestra ayuda. ¿Podéis decirme cuáles son vuestras preferidas y qué otros filmes echáis en falta?

Os agradeceré muy especialmente vuestra participación en este post.

1. Matar a un ruiseñor
2. La vida es bella
3. El padre de la novia
4. Las uvas de la ira
5. Ladrón de bicicletas

6. El caso Winslow
7. Evelyn
8. Adivina quién viene esta noche
9. Kramer contra Kramer
10. La gran familia

11. Los mejores años de nuestra vida
12. Champ
13. Al este del Edén
14. Buscando a Nemo
15. El río

16. Gran Torino
17. El patriota
18. En busca de la felicidad
19. Qué verde era mi valle
20. Yo soy Sam

21. El ocaso del samurái
22. Los increíbles
23. La habitación del hijo
24. Una historia del Bronx
25. ¿Qué hora es?

26. Pinocho
27. Un lugar en el mundo
28. Hotel Rwanda
29. Sonrisas y lágrimas
30. En el estanque dorado

31. Mil años de oración
32. Orgullo y prejuicio
33. El hombre que sabía demasiado (1956)
34. Campeón
35. Recursos humanos

36. En el nombre del padre
37. The Road (La carretera)
38. Cuentos de Tokio
39. Millones
40. Big Fish

41. El padre de la novia (1991)
42. Mi padre (1989)
43. Raíces profundas
44. Todo o nada
45. Sin retorno

46. El cumpleaños de Laila
47. Cita en St. Louis
48. Cometas en el cielo
49. Frequency
50. Harry e hijo

domingo, 5 de junio de 2011

"Cristiada": el próximo filme de Eduardo Verástegui sobre la Guerra de los Cristeros

La Guerra de los Cristeros (o Cristiada) fue un conflicto armado que tuvo lugar en México desde 1926 a 1929, entre el gobierno de Plutarco Elías Calles y milicias de laicos y presbíteros católicos que hicieron frente a una política laicista orientada a ahogar el catolicismo, restringiendo su autonomía y su presencia en la vida pública.

La Constitución mexicana de 1917 establecía una política que, lejos de separar al Estado de la Iglesia, negaba la personalidad jurídica a las iglesias: las subordinaba a fuertes controles por parte del Estado, prohibía las declaraciones del clero sobre temas morales que afectasen a la vida pública (divorcio, educación religiosa, etc.) y privaba a las iglesias de su derecho a poseer bienes raíces, con lo que pasaban de facto a ser propiedad del Estado. Además, desconocía cualquier derecho a las tradicionales manifestaciones religiosas e impedía el culto público fuera de los templos.

Tras un período de resistencia pacífica, un cierto número de escaramuzas tuvo lugar en 1926, año en que se sitúa el filme. Las rebeliones formales iniciaron el 1 de enero de 1927 en el centro y occidente del país, y en ellas fueron martirizados miles de cristianos mejicanos. Los rebeldes fueron conocidos como cristeros, ya que peleaban bajo el lema "Viva Cristo Rey".

Este importante momento de la historia mejicana ha sido llevado a la pantalla por Dean Wright, cineasta que se ha labrado un brillante curriculum en el ámbito de los Efectos Especiales (nominado al Oscar por Las Crónicas de Narnia y El Señor de los Anillos), y que ahora da el salto a la dirección. En el casting figuran muchos actores de renombre: Peter O'Toole, Eva Longoria, Oscar Isaac... Pero sobre todo destacan dos. Eduardo Verástegui, que triunfó en Sundance con Bella (2006), interpreta aquí al beato Anacleto González, laico y dirigente de la rebelión cristera, conocido también como el Gandhi mexicano. A su lado, Andy García da vida a un ex miembro de la Revolución mexicana que durante la Guerra Cristera se puso al frente del contingente en Jalisco.

En la web del filme está disponible el tráiler en inglés, la ficha artística completa (con los méritos de todo el equipo técnico y de los actores), una sinopsis de los hechos históricos y un blog con noticias periódicas del rodaje. También tiene página en Faceboook. De momento no tiene aún fecha de estreno.

A continuación, ofrezco el tráiler con subtítulos en español.