lunes, 2 de febrero de 2015

"El corredor", de mi hermano Arturo, gana el Premio Gaudí

Hoy es día de fiesta en mi blog. Bastian Films y Caduco Films, las dos productoras de mi hermano Arturo, han ganado el Premio al Mejor Cortometraje en la Gala de los Premios Gaudí (los Goya del cine catalán), que tuvo lugar ayer domingo por la noche. Lo consiguieron con una pieza sencilla y deliciosa: “El Corredor”. A la izquierda podéis ver a Arturo, junto al director del corto, José Luis Montesinos, y a los dos actores protagonistas. Mi hermano está a la izquierda: siempre en segundo plano, intentando pasar inadvertido.

El premio fue un notición para toda la familia. Yo seguía la ceremonia por Twitter, porque en Málaga, donde vivo, no se recibe la señal de TV3. Y de repente, ¡un tweet anunciando que es el ganador! Los hermanos andamos bastante dispersos, pero lo celebramos juntos gracias a las TICs: mails, wasaps, llamadas, SMS… ¡De todo!

Arturo es un genio. Ha sabido seleccionar bien los proyectos que quiere producir y organizar todo para que lleguen a buen puerto. Así, su cortometraje “La historia de siempre” ganó más de 130 premios en todo el mundo: en festivales prestigiosos como los de Lucania (Italia), México D.F., Montecatini (Italia), Seattle (U.S.A.), Honk Kong (China), Cartagena de Indias (Colombia) o San Diego (U.S.A). Después su película “El barco pirata”, del que hablé en su momento, ganó en 2012 el Goya al Mejor Cortometraje de Ficción.

Hace 3 meses, en octubre de 2014, “El corredor” era galardonado en la SEMINCI de Valladolid como Mejor Cortometraje Europeo, lo que le permitirá representar a la Seminci en los premios EFA (European Film Award), los más prestigiosos del cine europeo.

El cortometraje que ayer ganó en los Gaudí es un breve relato lleno de encanto y de valores. Como señala su director, “El corredor es nuestra pequeña fábula del mundo laboral en un tiempo convulso como el nuestro”. La historia aborda el encuentro, el primer día que sale a correr, de un antiguo empresario con uno de los trescientos trabajadores que despidió cinco años atrás, cuando cerró su negocio. Saludos educados, intercambio de situaciones actuales y una propuesta.

A través de un ágil montaje, marcando la atención en los dos protagonistas, el planteamiento inicial conduce a un tenso nudo que concluye en un reto tan personal como simbólico. Ser capaz de enfrentar las nuevas situaciones y de apostar por uno mismo hasta las últimas consecuencias. No en vano el corto contiene una dedicatoria final: A todos aquellos que creen y luchan desde el principio hasta llegar a la meta.

Os dejo con el tráiler y el Making of. Que los disfrutéis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada